Sector minero y sector cerámico: ¿Por qué es tan necesaria la colaboración entre ambos?


La minería está atravesando un momento de incertidumbre en nuestro país debido a que las fuerzas políticas ponen trabas administrativas a su desarrollo, influenciadas por cuestiones sociales y ambientales infundadas. Así, podemos afirmar que actualmente la búsqueda de reservas y de nuevos recursos mineros se ve muy entorpecida.

La inseguridad fiscal a la que se ven sometidos los proyectos mineros conlleva que pocas empresas quieran asumir riesgos, por lo que las reservas se ven diezmadas y la extracción de materia prima mineral debe reducirse a los yacimientos ya existentes y con limitaciones adicionales impuestas “arbitrariamente”. Esto viene dado por la, en general, injustificada mala fama que sufre el sector los últimos años y la falta de apoyo que, en consecuencia, la minería recibe por parte de la Administración. Sufrimos las consecuencias de la mala praxis que sí pudo darse en el pasado en algunos proyectos y que ha generado el mensaje fácil de que toda la minería es igual y por ello innecesaria.

 

Beneficios y objetivos de la colaboración entre el sector minero y el sector cerámico

Sin embargo, la cerámica es un sector igualmente prioritario en nuestro país, que goza de buena fama y que es totalmente interdependiente con la minería. Como es lógico, las limitaciones impuestas al sector minero afectan negativamente a ambos, pues la cerámica precisa proveedores de mineral y, en caso de no conseguirlos en los yacimientos cercanos, no tiene alternativa a buscarlos en el exterior.

La situación actual implica, por tanto, una industria cerámica española menos competitiva al tener muy poco control sobre sus recursos mineros, por estar estos controlados por agentes externos e internacionales. Por otro lado, esta problemática también conlleva el empobrecimiento ambiental de algunos países con menor control de sus recursos, o el enriquecimiento de aquellos países que explotan sus recursos mineros con control y tienen gran oferta.

Así pues, la colaboración entre el sector minero y el sector cerámico es necesaria y muy beneficiosa para ambos. Permite desarrollar solidariamente ambos sectores, establecer acuerdos y crear alianzas de colaboración, tanto a nivel societario como a nivel nacional, colaborando en el desarrollo del país.

Hoy en día, el objetivo de esta colaboración se centra en dar a conocer la realidad minera, sus posibilidades, sus limitaciones y sus controles. La Administración cuenta con técnicos y herramientas de control precisos que aseguran explotaciones mineras ambientalmente sostenibles y fructíferas para el resto de industrias secundarias. Por tanto, tan solo falta que la sociedad conozca la necesidad de sacar adelante nuestros propios recursos y la realidad de los proyectos mineros existentes en nuestro país. A fin de cuentas, es necesaria la demanda social para que el Gobierno y la Administración den apoyo a una causa o sector.

 

La labor de AYA Recursos Minerales dentro de la realidad minera actual

En un clima social y político como el actual, se hace más necesaria que nunca la mediación entre sectores industriales y con los agentes socio-políticos implicados. La colaboración entre minería y cerámica se beneficia enormemente de un equipo experto que conozca de manera profesional la realidad del sector, sus necesidades y las opciones más adecuadas para crear alianzas y seguir creciendo. Y precisamente esta es una de las labores que realizamos en AYA Recursos Minerales como mediadores, trabajo que unido al aseguramiento mineral permite tanto a la industria cerámica como a la minera sacar el máximo provecho de los recursos y las posibilidades existentes.

 

27/09/2017
Comparte este post:

CATEGORÍAS: Aya Recursos Minerales 








Comentarios: