La asistencia técnica al cliente: una herramienta activa de interacción


La asistencia técnica tanto al minero como al ceramista es una labor distintiva, especializada en mediar entre ambas partes. Esta actuación es indispensable, porque más allá de desarrollar una labor puntual y aislada de la realidad, esta herramienta de interacción bidireccional facilita el aseguramiento del mineral y hace encajar cada proyecto en su entorno.

A través de la asistencia técnica es posible traducir la información recibida en actuaciones tangibles que redunden en la mejora del mineral, en el fortalecimiento de alianzas entre sectores y, en definitiva, en la prosperidad empresarial del cliente.

 

Beneficios de la asistencia técnica en el aseguramiento mineral

La asistencia técnica al cliente es una herramienta activa de interacción que permite:

-          Establecer canales de comunicación eficaces para identificar la sensibilidad del departamento de producción y oportunidades en I+D,

-          Traducir ese conocimiento en actuaciones tangibles en mina y

-          Alcanzar acuerdos equilibrados entre las limitaciones del mineral y demanda del proceso cerámico.

Además, la asistencia técnica continuada y eficiente posibilita ser una referencia recurrente para el cliente y su medio, un referente que aporta información actualizada y le libera parcialmente de presiones externas negativas.

Se consigue así participar en la operación habitual del cliente, llegando a identificar sus particularidades, operación y mineral. Esto supone disponer de una visión general y detallada de las actuaciones relevantes sobre el mineral industrial, posibilitando un acercamiento realista hacia acuerdos en el aseguramiento del aprovisionamiento.

En última instancia, la asistencia técnica capacita para identificar escenarios en el sistema yacimiento – logística – fábrica, consiguiendo así limitar riesgos y aprovechar oportunidades.

 

Claves de la asistencia técnica como herramienta activa de interacción

La asistencia técnica supone acceder a un entorno sensible del cliente y ello requiere profesionalidad, diplomacia y perseverancia, siempre articuladas a través de la mediación. Es importante establecer canales de comunicación con los actores del proyecto que tengan influencia, procurando traducir y adecuar la información recibida al escenario proyectado, de manera que se consiga retroalimentar el propio sistema con información de valor.

El fundamento es la interacción, basada en el mineral industrial, siempre hablando el mismo idioma que las partes involucradas hasta generar una información valiosa que mejore: el recurso y servicio de uno y el producto cerámico final del otro. En definitiva, es esa interacción activa la que nos permitirá definir proyecciones de desarrollo de negocio.

 

13/07/2017
Comparte este post:

CATEGORÍAS: Aya Recursos Minerales 








Comentarios: