Desmontando la mala prensa de la minería: su verdadero valor para la sociedad


A menudo se juzga la minería del pasado con la mirada actual y suele tener mala prensa por las consecuencias de su actividad hace años. Pero lejos de esta mala imagen, los beneficios de la actividad minera son vitales para la economía de un país, y el sector ha evolucionado e innovando aportando futuro a la sociedad.

¿Por qué tiene mala prensa de la minería?

Hace años, la minería era un trabajo duro, sacrificado y expuesto a agentes externos agresivos que provocaban incluso enfermedades profesionales). Además, su actividad solía dejar el medio ambiente de desarrollo de la actividad en un estado comprometido. Todo este “oscuro” pasado minero se juzga hoy nuevamente con base en los parámetros de calidad e igualdad que tenemos hoy en día, y no debería ser así ya que esta industria ha evolucionado muchísimo.

Hoy en día, la minería tiene una prensa tan negativa porque asocia nuestras actividades actuales a los efectos de la minería del pasado. Existen interesados en inventar y promover estos escenarios catastróficos sobre la minería para imponer sus deseos e intereses. Por ello el sector minero y sectores de actividad relacionados se esfuerzan por rebatir esta mala imagen con los hechos indiscutibles: la minería es necesaria e imprescindible socioeconómicamente.

Por ejemplo, en el yacimiento de tierras raras de Matamulas (Ciudad Real), de los pocos yacimientos conocidos en el mundo independientemente de la oportunidad, la losa del proyecto es el nombre del recurso “tierras raras”. Pero en realidad si la opinión pública se pararse a escuchar y valorar lo que puede aportar este yacimiento se apreciaría mucho más (ya que la denominación de tierras “raras” viene de escaso, y no de “efectos ambientales letales para el hombre” como algunos podrían percibirlo.  En general, se identifica lo diferente como agresivo.

El verdadero valor de la minería

Si fuésemos capaces de sacar los efectos negativos reales de la minería, y sacudirlos de todo este catastrofismo e injurias, veríamos que la minería evoluciona y se actualiza constantemente (técnica y administrativamente) e innova aportando futuro a la sociedad a través de la transformación secundaria de los recursos mineros recuperados.

En todo el mundo se sigue haciendo minería porque es necesaria. Sus recursos se incorporan transformados en sanidad, educación y trabajo con repercusiones directas en la sociedad. Casi cualquier área económica en la que podamos pensar se beneficia de la explotación minera.

¿Qué pasaría si un país no contara con sus yacimientos propios o actividad minera?

No aprovechar los yacimientos propios en un país, sería torpe y desastroso. Puesto que no solo no se extraerían los recursos minerales, sino que tampoco se podrían transformar ni desarrollar. El país en cuestión tendría que comprar los productos finalizados al extranjero (enriqueciendo a otros países e involucionando tu país) o comprar los recursos minerales (incrementando los precios de los productos finales y trasladando de nuevo la riqueza a otros).

En este sentido es importantísimo que un país cuente con reservas minerales de futuro. Estas reservas son la base de la cadena de producción. Si no se dispone de recursos mineros (o no se dejan extraer), no evolucionamos tecnológicamente

Ejercicio práctico: Costes de importar materia prima cerámica del extranjero

Si hiciésemos un ejercicio práctico con los costes de importar una materia prima como la cerámica veríamos una de las consecuencias de prohibir la explotación de un yacimiento cercano. Por ejemplo, si importamos una arena feldespática de bajo precio, aplicada en un 15 % en una formulación cerámica, a igualdad de precio del mineral -cuestión relativa-, la diferencia del porte puede triplicar su precio, con una afección directa e inmediata sobre el coste final del azulejo. El consumidor final debe decidir si compra los azulejos más caros y mantiene una actividad deficitaria o se lo compra a China que los pone en nuestra casa más baratos, a la calidad que nos mandan, y mantiene su economía doméstica.

 

Faltan más defensores de la minería

Desafortunadamente, hoy en día, vende más una noticia sensacionalista (aunque sea falsa) que la realidad. Ni siquiera se escucha al sector minero, y en ello también tienen mucho que decir los gobiernos actuales, que deberían defender mucho más con buenas políticas la actividad minera.

Pero cuando dejen de haber reservas de yacimientos geológicos identificados (porque sacar adelante un proyecto minero sea una calle sin salida), entonces la opinión pública pasará al extremo opuesto. Además, ¿qué ocurrirá cuando empresas extranjeras acudan a tribunales europeos (o, en cualquier caso, fuera de España) para litigar por la discrecionalidad de las autorizaciones administrativas? Ni siquiera podremos decidir sobre nuestros propios recursos.

En todo esto la empresa privada también tiene un papel fundamental: Buscando una mejor competitividad en el mercado, la fuerza de la empresa privada es crucial en el aseguramiento de sus materias primas.

El papel de empresas terceras como Aya Recursos Minerales, aunque más didáctico y divulgativo, también es importante ya que sirve para acercar a los sectores implicados. La labor de Aya en este caso consiste en trabajar e innovar cada día para poner en valor el papel de la minería, con responsabilidad y profesionalidad de acuerdo a la seguridad y el respecto por el medio ambiente.

 

19/10/2017
Comparte este post:

CATEGORÍAS: Aya Recursos Minerales 








Comentarios: